Porque Tenemos Diferentes Tipos de Sangre

El tipo de sangre varía de una persona a otra igual que el color de pelo. El tuyo pertenecerá a unos de los cuatro grandes grupos: A, B AB u O y la pertenencia de unos u otros dependen de que proteínas hay en sus glóbulos rojos y en el plasma (eminentemente agua) en el que flotan.

Las proteínas en las células se llaman <>, y las proteínas en el plasma se denominan <>. Existen dos variedades de aglutinógenos: A y B, al igual que de Aglutininas: a y b.
Los tipos funcionan de la siguiente manera: Supongamos que Elba tiene sangre tipo A, con Aglutinógenos A en sus células y Aglutininas B en el plasma. Juliana tiene sangre tipo B (Aglutinógenos B y Aglutininas a). Alondra tiene tipo de sangre AB con Aglutinógenos A y B en sus glóbulos rojos y sin aglutininas en el plasma. Benjamín tiene tipo de sangre tipo O, es decir, sin Aglutinógenos en las células y Aglutininas a y b en el plasma.
Tu sangre trata la sangre que contiene aglutinógenos diferentes a los tuyos como invasores. Si Elba con su tipo de sangre A, recibiera una trasfusión de sangre tipo B , con sus aglutininas b provocarían la aglomeración de las células sanguíneas entrantes, las cuales, incapaces de moverse libremente por todo el cuerpo, no trasportarían oxígeno a los órganos vitales, como el cerebro. Lo que pondría en peligro a la vida. De igual modo la sangre de tipo B rechaza ala sangre de tipo A, y para la de tipo O, tanto la A como la B resultan incompatibles. Para evitar errores, se efectúa un test sanguíneo a los pacientes antes de recibir sangre.
Sin embargo, ninguno de los tipos de sangre reacciona negativamente con el tipo de sangre O, que, como te acuerdas, carece de Aglutinógenos en los glóbulos rojos. De ahí que personas como Benjamín se conozcan como “donantes universales” , es decir, que pueden dar sangre a cualquiera.
Y dado que la sangre AB tiene las proteínas A y B, resulta igualmente cómoda para todos los demás tipos de sangre. De manera que una persona de sangre AB que necesite una trasfusión puede recibirla de cualquier otro tipo. Este es el motivo por el que se denominan “receptores universales” a las personas como Benjamín
Al igual que el color de pelo , el tipo de sangre se hereda de los padres. Asimismo, también. Varía dependiendo del lugar de origen de una determinada población.
Dado que en la actualidad son innumerables las personas que se someten a test sanguíneos en todo el mundo por uno u otro motivo, los científicos han descubierto que varían de un lugar a otro los tipos de sangre. En los estados Unidos el 41% de su población tiene sangre tipo A, comparado con el 27% de los Afroamericanos. Casi todos los indios del Perú tienen sangre tipo O, y en Asia central el tipo B es el más común. Nadie sabe a ciencia cierta porque varia el tipo de sangre, pero los investigadores han descubierto algunas interesantes conexiones entre los tipos de sangre y ciertas en enfermedades. La gente con tipo de sangre O, por ejemplo, es más propensa a desarrollar ulceras que los demás tipos, y la sangre de tipo A tiene un mayor riesgo de sufrir cáncer de estómago.
Por extraño que parezca, las proteínas del grupo sanguíneo son muy similares a las que se pueden encontrar en la superficie de algunas bacterias y virus. Si te infectas por microbios con proteínas de superficies parecidas a las de tus proteínas, tu sistema inmunológico podría confundir el organismo del invasor con una sustancia orgánica amistosa, dejándole libre la entrada.
Veamos un ejemplo. Las proteínas de superficie de la bacteria que provocan la peste bubónica son muy similares a las proteínas de las células sanguíneas de tipo O. De ahí que los científicos sospechen que la gente con sangre de tipo O es especialmente susceptible a sufrir esta enfermedad.
Los investigadores creen que la plaga se inició en el sudoeste Asiático y se extendió hasta el Occidente. Al llegar a Europa en el siglo XIV, pereció que una cuarta parte de la población, se conocía como Peste negra. Asia central, que tiene la historia más larga de la peste Bubónica, presenta la menor frecuencia de sangre de tipo O del mundo, lo cual indica que tener sangre de tipo O constituía una desventaja en aéreas asoladas por la epidemia, y que en los grupos A, B y AB eran una ventaja definitiva de supervivencia. Los científicos creen que las conexiones entre el tipo de sangre y las enfermedades podrían algún día contribuir a explicar el origen y supervivencia de los diferentes tipos de sangre en seres humanos.

Fuente: “El Porqué De Las Cosas 2”, Kathy Wollar & Debra Solomon, Págs. 116-118

3 respuestas a Porque Tenemos Diferentes Tipos de Sangre

  1. *[3dgu!nh()]* dice:

    Muy buen artículo, interesante leerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: